spot_img

La izquierda hondureña, resulto ser igual o más burgueses que la derecha.

Durante doce años de lucha pos golpe de estado la izquierda aglutinada en el Partido Libertad Y Refundación gritaba a los cuatro vientos que el ideal de este instituto político era llegar al poder para constituir un gobierno del pueblo.

Sin embargo al llegar ese momento histórico en la vida democrática del país, ha sido evidente que la supuesta izquierda incrustada en Libre se ha comportado igual o peor que los burgueses de la derecha quienes se deleitan con lujos en gestión de administración publica.

Carros de lujo, gasto de representación exorbitantes, nepotismo descarado, despilfarro, son de los atributos que hacen alarde los miembros de la izquierda hondureña, quienes le metieron en la cabeza a los hondureños que si llegaban al poder el pueblo no iba padecer, pero resulta que en cinco meses del gobierno de Xiomara Castro, el hambre, la desesperanza, el desempleo, la miseria, la falta de salud, la falta de educación, la falta de seguridad son elementos básicos que carece el pueblo.

Recientemente el diputado Rasel Tome fue exhibido de como se jacta por se le fue asignado una flota de vehículos Toyota Prado, cuando en el reciente pasado le gritaba al pueblo que de llegar al poder se iban a terminar los abusos de los guarda espaldas y los carros de lujo, evidenciando su doble moral.

spot_imgspot_img
spot_img
spot_img

Lo más nuevo

Noticias relacionadas

spot_img