spot_imgspot_img

El fraude se perfila nuevamente como el gran protagonista de las elecciones primarias e internas.

Tomando en consideración que las tres principales fuerzas políticas se han dado cita para una contienda electoral primaría e interna en marzo del próximo año bajo las mismas reglas de siempre es decir bajo la ley actual, el panorama se presta a todas luces para que sea el fraude el gran elector en aquellos partidos que no tomen los correctivos necesarios.

Por ejemplo en Libre la situacion es sumamente compleja, la militancia se ha venido abajo, las tranzas políticas con el oficialismo le ha pasado enorme factura porque quienes integraban este partido estaban convencidos que se podía refundar la patria sin necesidad de entregarse a brazos abiertos a la dictadura.

Libre le apuesta en las próximas elecciones internas a superar los 400 mil votos sin embargo con las proyecciones hechas por diferentes sectores no alcanza ni los 250 mil votos netos de la base es decir tendrán que recurrir a un escandaloso fraude para levantar esas cifras.

En el caso del partido Liberal Yani Rosenthal se perfila como un cómodo ganador de la elección primaria porque cuenta con estructura a nivel nacional y sus liderazgo le garantizan que no habrá nada fuera de lo normal.

Los nacionalistas vuelven a otra difícil elección interna, por un lado el Presidente del Congreso representa quieran o no una importante fuerza política que representa el voto duro de este partido, de otro lado un alcalde sumamente popular que trasciende goza del respaldo del oficialismo para hacerse de la candidatura oficial, al final no se tienen claro cual será el panorama cuando exista un ganador y un perdedor.

Pero en términos genérales las elecciones primarias e internas han sido una escuela del fraude que han dado pie para que fraudulentos ocupen espacios políticos que no se merecían.

spot_img
spot_img

Lo más nuevo

Noticias relacionadas

spot_img