spot_imgspot_img

Ni la campaña política sensibiliza los golpes al pueblo hondureño a través del combustible y la energía eléctrica.

Hoy amaneció arriba de 104 lempiras el galón de gasolina superior en Honduras, un precio histórico y sobre todo grosero para una población que ya enfrenta otros golpes como el de la pandemia del Covid 19 y los duros trancazos en el precio de la energía eléctrica.

Recién la semana pasada transportistas se paralizaron por la falta de pago de bonos prometidos por el gobierno, pero no existe ninguna queja por parte de los dirigentes de este rubro ante el alza en el precio de los carburantes.

A nivel de clase política, hay partidos que tienen representación en el Congreso Nacional y podrían elevar la voz para exigir una rebaja en el precio de los derivados del petróleo, pero se quedan callados porque son cómplices de la política de ahogo al pueblo hondureño.

En definitiva solo el pueblo salva al pueblo y habrá que esperar un despertar de la nación el próximo 28 de Noviembre donde existe una única oportunidad para tratar de enderezar estas crisis.

spot_img
spot_img

Lo más nuevo

Noticias relacionadas

spot_img