spot_img

Trasciende festín de chambas en los nuevos organismos electorales.

El nepotismo, el trafico de influencias, la reparticion de plazas de trabajo ha sido una mala practica de la clase política tradicional, pero con la integración de otras fuerzas en diferentes instituciones del estado se creía que esta mala practica no continuaría, lamentablemente la situación continua igual o peor puesto que los ¨nuevos¨tambien quieren un pedazo del pastel, los organismos electorales por ejemplo se han convertido según trasciende en una verdadera oficina de colocación de familiares de importantes figuras políticas quienes sin empacho han dispuesto colocar a sobrinos y mas sobrinos y solo sobrinos ganando sueldos exhorbitantes sin trabajar puesto que no existe una ley que regule las funciones de uno de los órganos electorales y tampoco una ley que penalice el nepotismo.

Pero antes de la aprobación de las nuevas leyes deberían aprobar un código de ética que regule el nepotismo, el trafico de influencias, debería crearse un reglamento que prohiba que los patrones de los partidos solo manden la lista de familiares para enchambarlos con los mejores sueldos, limitando que verdaderos profesionales ocupen estos cargos y le permitan un mejor funcionamiento a las instituciones y que esos cargos sean sometidos a verdaderos concursos públicos, trasparentes que le den legitimidad a sus cargos.

spot_imgspot_img
spot_img
spot_img

Lo más nuevo

Noticias relacionadas

spot_img